Categorías
Lectura Bíblica

Proverbios: Sabiduría divina para cada día

La sabiduría comienza por honrar al Señor”. Proverbios 1:7

Muchas veces la Biblia se muestra como un libro lejano, con historias inverosímiles, que requieren de mucha fe para creer tantos fenómenos sobrenaturales que, además, muestran a un Dios completamente sobrenatural también. Pero Proverbios es diferente… Es un libro próximo, comunitario y social, y completamente aplicable a tu vida hoy. Es que, como vas a entender a medida que vayas adentrándote al mundo bíblico, Dios es la sabiduría misma. Sus enseñanzas son la fuente de la sabiduría, y ella nos enseña a obedecer Sus mandamientos eternos. Y como ya sabes, Dios es omnisciente: Todo lo sabe, todo lo conoce, y sólo en Él están todos los secretos de la sabiduría.

Los griegos, quienes han moldeado gran parte de nuestra manera de pensar y de ver la vida, basan la sabiduría en el conocimiento y reflexión en torno a la vida humana. Los sabios griegos se complacen en la actividad pensadora acerca de todo: De dónde venimos y a dónde vamos, qué significa la vida, por qué morimos, cómo pensamos, cómo sentimos, cuál es el objeto de la ciencia, cómo se comporta el fenómeno religioso en el hombre… Y tantas otras preguntas que a veces no tienen respuesta. La filosofía está centrada en la humanidad, en el hombre mismo. Para los griegos lo importante es pensar, reflexionar… Se ocupan más en pensar la vida que en vivir la vida, realmente. Eso los coloca como grandes teóricos, filósofos que realmente no saben vivir.

La sabiduría hebrea es completamente diferente. Deja de lado la reflexión para dar paso a la vida misma, práctica y cotidiana. Es una actividad humana que considera que la vida está totalmente centrada en Dios. Para ellos el filosofar sobre la vida no tiene la menor importancia. Ellos piensan que hay que vivir, y vivir bien, de acuerdo a lo que Dios ha estipulado para el hombre, centrado en Su santa voluntad. Así que, en vez de pensar en religión, los hebreos piensan en Dios y en cómo agradarlo en el día a día. Esta manera de ver la sabiduría los coloca en un nivel más elevado que el de sus amigos, los griegos. Porque los hebreos no piensan la vida, sencillamente la viven de la mejor manera que saben hacerlo, tratando de vivir para su Dios. De esta manera, la sabiduría hebrea sólo se vuelve reflexiva cuando reconoce que los caminos de Dios son los únicos que te conducen a una vida bien llevada.

Proverbios es un libro que recoge dichos populares de gran sabiduría práctica y cotidiana. Tradicionalmente, se cree que los proverbios fueron escritos por el rey Salomón, aunque en realidad es su compilador y más sabio usuario. Proverbios es sabiduría popular, que está plagada por dichos, consejas y refranes (Sí, tal como el de nuestras abuelas). Como tal, viene directamente del pueblo y recoge los valores que identifican las maneras de ser y proceder de la gente común y corriente, como tú y yo. La sabiduría popular está basada en las costumbres y la manera de ser de las personas. Es allí, en Proverbios, donde nos damos cuenta de la importancia que tiene Dios para la humanidad y cuánto de Su impronta moldea nuestras vidas, por más humanistas y posmodernistas que queramos ser.

Proverbios comienza diciendo que el principio de la sabiduría es el “temor a Dios”, no como un miedo, sino como ese sentimiento saludable de profundo reconocimiento hacia el Creador, como el Juez Supremo en nuestras vidas y el Todopoderoso, Aquel que puede castigar o destruir a los que desobedecen sus mandamientos. El libro está dirigido a los jóvenes y presenta una serie de principios o valores que si se adoptan y se acatan fielmente resultarán en una vida centrada en Dios y en su voluntad, y llena de grandes y plenas satisfacciones.

En Proverbios capítulo 8, la sabiduría es una persona: El Señor Jesucristo. El libro describe a la sabiduría como aquella que está en la calle, que se encuentra allí, entre la gente de pueblo. Esa gente que sabe mucho, no porque ha estudiado, sino porque ha vivido, ha errado, ha corregido su camino, y se ha vuelto a Dios. La sabiduría y el conocimiento están al alcance de todos y es aprovechable por todos, porque Dios Hijo la encarna, próxima, real y práctica. Para ti y para mí hoy.

El libro advierte sobre los peligros del adulterio y fornicación, exalta el trabajo duro y la laboriosidad, alaba la tarea de un buen padre y una buena madre, distingue los malos hijos de los buenos, establece las características de un hogar armonioso y bien llevado, reconoce el valor de la amistad sincera y la buena compañía, y canta maravillas a las mujeres prudentes y trabajadoras, que saben construir un hogar y levantan un pueblo digno y temeroso de Dios. Así que este libro habla de ti y de mí. Nos enseña a vivir… Proverbios es un perfecto manual de vida. Una recopilación de dichos que podemos consultar diariamente, no como un amuleto, sino como una fuente de sabiduría que viene directamente de Dios.

Con Proverbios vas a reflexionar acerca de la vida y a recorrer lo mejor de la sabiduría bíblica en un libro muy útil, y aplicable 100% a nuestra realidad personal, comunitaria y nacional. Y, hasta su lectura es práctica, pues cuenta con 31 capítulos, uno para cada día del mes. Te aseguro que, si lo lees diariamente, de manera devocional, verás cómo sus enseñanzas moldearán tu vida y tus pensamientos para bien.

Por Francis Sanchez

Hola, soy Francis. Me gusta escribir y creo que lo hago bien. Llevo mucho tiempo escribiendo sobre temas biblicos, ya que trabajo como voluntaria Sociedades Bíblicas Unidas de Venezuela.

Estoy casada y tengo dos hijos adultos. Mi hijo mayor siempre me ha impulsado a escribir y publicar. De hecho, este blog es su regalo de cumpleanos para mi

6 respuestas a «Proverbios: Sabiduría divina para cada día»

Este libro sapiencial, como bien lo describes, es una colección de dichos aplicables a través del tiempo. Desde muy niño yo escuchaba un dicho que recitaban mis padres, y muchas personas en la calle; » Es mejor comerse una sardinita en paz que bistec asustado. Años después cuando comienzo a ser un lector frecuente de la Biblia me topé con el mismo dicho, pero con palabras mas técnicas. Me disculpas el error ortográfico del bistec, pero no sé como se escribe, lo que sí sé es comérmelo en sana paz. Dios te bendiga y gracias una vez más por compartir tus conocimiento.

Que bendiciòn, amada hna tus escritos, reflexivos y nutritivos.
Me identifico con la forma de asumir los Hebreos la Sabiduría.
Muy acorde con lo que nos insta el Apostol Santiago a travês de su escrito » Más que leedores, hacedores.». Y cuando declara que la Fe sin obra es muerta.
Ell Señor te colme de Sabiduría para seguir desarrollando tus temas.

Hola Francis, soy la hermana menor de Gabriela Ayala, mi nombre es Janeth vivo en Colombia en la ciudad de Cali.
Gaby me sugirió leer tu texto y quiero decirte q me gustó mucho, la manera sencilla y exquisita como relatas cada cita.
Sin demeritar para nada a los griegos, ya q es innegable su inteligencia, me inclino mas por la manera de ver y vivir la vida, adoptada por los Hebreos, pues su sólida inteligencia basada en la sabiduría divina no tiene discusión, vivir en paz sin hacer daño a nadie y agradar a Dios debe ser nuestra meta siempre.
Proverbios es la manera más sencilla y práctica de entender y aprender de la Sagrada BIblia. Felicitaciones.

Excelente Francis. Dios te siga bendiciendo y dando mucha sabiduría para seguir dando de eso maravilloso del amor de mi JESÚS.

No le había prestado atención la diferencia existente de como los griegos y los hebreos asumen la sabiduría. Y le doy gracias a Dios por permitirme ser parte de quienes centran su vida en Dios y no en un sentir filosófico pensante limitado solamente a un sector privilegiado y quienes no llegan a ese nivel sólo forma parte de una masa, en el cual yo me encontraba, una más del montón.
Que bueno es vivir una vida sabía, gracias a Dios que nos dio a entender su temor y nos libró de estar sumergidos en una atadura de pensamientos sin sentido.
Pues verdaderamente este artículo que escribiste es muy profundo el cual merece leerlo varias veces y estudiarlo con detenimiento. Considero que el Señor te usa mucho hermana.

Creo que tu esposo tienes razón con lo que dices de ti misma Francis, si tú te vez ahora gorda, que puedo decir de mi en este tiempo, empezando por que tengo un relojito atrás que me dice constantemente que estoy vieja, cuando me habla y no le presto atención, me dice: "ay abuela tu estás vieja de verdad, porque te hablo y no me escuchas" se trata de mi nieta Daniela de 5 años, ahora el nieto varón de 8 años Santiago no me echa en cara mi vejez de esa manera, él me trata con mucha delicadeza, como cuando tu tienes algo muy frágil en tus manos y cuida de que no se rompa, bueno ambas maneras las disfruto . Sólo le pido al Señor que me de muchos años más para disfrutarlos en varias de sus etapas de la vida, claro que no en todas porque es imposible.
Francis le doy gracias al Señor por darme otra oportunidad de volver a sus caminos porque soy como esas personas que nombran este versículo biblico:; «Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento;»
(Eclesiastés 12:1), que no valoraron la importancia en dejarse dirigir por Dios y hoy no me da contentamidnto mis años de joven y lo que prefiero es olvidarlo, contemplar en el presente y extenderme al futuro, como dice Pablo en Filipenses 3: 13.
Disculpa si me pasé en hablar de etapas de mi vida, es que tu artículo hace que uno también reflexione en esas cosas, porque a todos nos sucede, el que recuerde su pasado y lo compare con el presente con alegria, con tristeza, atormentado el presente con la belleza, agilidad y los errores cometidos.
Gracias Francis, muy bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.