Categorías
Lectura Bíblica

Rut – Una heroína como pocas

Rut es una novela pequeña y hermosa del Antiguo Testamento que narra la extraña historia de supervivencia de una joven viuda y su suegra, en una época donde la mujer no valía mucho, y si estaba sola, valía aún menos. Los personajes más importantes son tres: Rut, Noemí y Booz.

Rut es un personaje como pocos, es una joven, de Moab, hija de un pueblo pagano y con pasado muy oscuro. Una joven desgarrada por el desamparo propio de la viudez. Una paria social cuyo destino inmediato era la vergüenza y el hambre. Sin embargo, la juventud es su mejor arma, y conseguir un esposo no le será difícil.

Noemí es una mujer hebrea entrada en años, suegra de Rut, y a mi parecer la verdadera heroína de esta novela. Ella toma la difícil decisión de salir de Moab y regresar a su tierra, a Belén Efrata, ante la muerte de sus hijos y esposo. Es que no tiene otra salida, la decisión no es apresurada, obedece más bien a la necesidad de huir del desamparo, del hambre y la indigencia.

Booz es un pariente de Noemí, rico, amable, responsable… ¡todo un galán! Es el hombre que salva a estas dos mujeres de su desamparo, quien además da un hijo a Rut para delicia de Noemí.

Cuando comienza la historia, Noemí informa a sus nueras su decisión de regresar a Belén. Rut, la virtuosa moabita ruega insistentemente el poder acompañar a Noemí a la tierra de su esposo. Las asombrosas palabras de la muchacha dejan sin argumentos a la anciana:

«No me pidas que te deje; ni me ruegues que te abandone. Adonde tú vayas iré, y donde tú vivas viviré. Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios. Donde tú mueras moriré, y allí mismo seré enterrada. Que Dios me castigue si te abandono, pues nada podrá separarnos; ¡nada, ni siquiera la muerte!»

¡Qué declaración tan hermosa y sentida! Son declaraciones y confesiones como estas las que hacen virar el curso de la historia nacional y la vida personal de quien las pronuncia. Sin siquiera saberlo, Rut sale de su desamparo y se encamina hacia una vida determinante para el destino real y salvífico de ese pueblo que escoge. Sin darse cuenta Rut conmueve a ese Dios que toma como suyo, y lo lleva a hacerla parte de Su Plan Divino, para Israel de manera particular, y para la humanidad de manera universal. No es primera vez que Dios se deshace en complacencia ante declaraciones de este tipo, y no será la última vez tampoco…

¡Qué mujeres éstas!, Rut y Noemí, tan célebres… no por lo que visten, no por sus éxitos, tampoco por sus posesiones. Son famosas porque pasaron a la historia como personas que reconocieron al Señor como el único Dios, y a Él amaron con toda su alma, su corazón y su mente. Rut ni siquiera era hebrea. Simplemente, Rut conoció al Señor, su Dios, y se entregó a Él sin reservas. ¿Qué conversaciones tendrían Noemí y sus dos nueras para que Rut dejara todo para seguir a su suegra? Confieso que después de leer y estudiar esta novela corrí a llamar a Gloria, la madre de mi esposo, para congraciarme con ella, para expresarle mi amor y mi agradecimiento tras más de 30 años de amistad…

Como en una novela rosa, hilvanada por la hábil mente de una escritor romántico y prodigioso, estas 2 mujeres, Rut y Noemí están unidas, no sólo por sus consagradas decisiones, sino también por lazos filiales imposibles de romper. Booz redime a la desamparada joven, gracias a las sabias y sagaces directrices de Noemí, que de tonta y desapercibida no tiene nada de nada.

Pero las recompensas no se limitan a un marido amoroso y a una descendencia honrosa. Rut, tras su maravillosa confesión de amor y fidelidad, tendrá a Obed, quien a su vez tendrá a Isaí, quien engendrará a nada más y nada menos que al gran rey David… ¡Vaya recompensa!

Y finalmente llegamos al verdadero propósito del libro de Rut. ¿Por qué aparece esta hermosa y tierna historia de amor en la Biblia? Y no es solo el amor entre Rut y Booz, sino también entre Noemí y Rut, porque estamos de acuerdo que estas dos mujeres se aman entrañablemente, ¿no? ¿Cómo es que, más allá del desamparo se erigen personas tan virtuosas y maduras, tan entregadas a un Dios que nadie parece recordar? El libro de Rut fue dulcemente escrito y hábilmente ubicado como preámbulo a una época monárquica que encontraría su máxima expresión en la persona del rey David, delicado pero valiente pastorcito de las ovejas de su padre, poeta y músico prodigioso que calma el sopor y la locura del insensato rey Saúl, caudillo sanguinario a ratos, ungido del Señor siempre, rey gestado en el mismísimo corazón de Dios. Sí, Rut sirve de antesala a la vida de David, de cuya simiente saldrá el Señor Jesucristo. ¿Podemos con Rut dudar de la historicidad de Jesús?

Tiene el libro de Rut personajes que evocan a Dios, a Jesús y a la humanidad. Cada uno de los individuos que intervienen en la trama encuentran su eco en un plan salvífico que estuvo danzando en la cabeza de Dios desde el principio de los tiempos, y tendrá su culminación gloriosa hasta el final de los mismos.

Pero, más allá de estas consideraciones, está la confesión maravillosa de Rut. Todo se originó a partir de la decisión de esta obediente joven. ¿Qué distingue a estas 2 mujeres, y qué las une con su lazo carmesí? Sus decisiones, sus declaraciones, su entrega a Dios, su confianza y valentía. En otras palabras, su confesión de fe.

La Palabra de Dios establece sin cesar en el Nuevo Testamento que confesar con la boca que Jesucristo es el Señor es lo que marca la diferencia entre un alma redimida y una destinada a perderse (Romanos 10:9, entre otras citas). Y no es para menos… ¡Decir que alguien diferente al César es el Señor en la Roma imperial era poco menos que una condena a muerte! Pues, unos 1.000 años antes, una ascendiente del Señor Jesús ya andaba por allí haciendo declaraciones monumentales, de esas que cambian vidas.

Yo creo que estas confesiones catalizadoras son imponentes… Rut es mencionada por Mateo en su genealogía de Jesús como una mujer, que por su fidelidad, arrojo y decisión cambió su presente y su futuro, siendo incluida en la descendencia más ilustre de todas (Mateo 1:5,16).

Rut es una historia que aún habla de solidaridad y complicidad femenina en esta época donde la competencia desleal entre mujeres parece ser la norma que marca nuestra generación. Este libro habla de lo verdaderamente importante, no de lo superficial, que es a lo que estamos acostumbrados. Habla de lazos de sangre fuertes, resistentes al paso del tiempo. Habla de salvación, de redención, de un futuro eterno brillante.

Desde mi adolescencia mi madre tomó por costumbre hacerme reflexionar periódicamente acerca de las decisiones soberanas de Dios. Ella solía preguntarme, ¿te habría escogido Dios a ti para ser la bisabuela de un rey, o la pariente lejana del Salvador? ¿Podrías tú haber sido Rut? La pregunta me atormentaba… Aún me sobrecoge.

Por Francis Sanchez

Hola, soy Francis. Me gusta escribir y creo que lo hago bien. Llevo mucho tiempo escribiendo sobre temas biblicos, ya que trabajo como voluntaria Sociedades Bíblicas Unidas de Venezuela.

Estoy casada y tengo dos hijos adultos. Mi hijo mayor siempre me ha impulsado a escribir y publicar. De hecho, este blog es su regalo de cumpleanos para mi

12 respuestas a «Rut – Una heroína como pocas»

Me encanta, amada hna y te lo he cimentado anres, la forma como expoes y vas deglosansdo las historias biblicas, hechos,temas etc. Y nos vas introduciedo
a estas(os), con interes y expectativas hasta el final.
De igual forma aunque la enseñaza no es demistrativa, la forma de describirla, la hace visual.Me apunto como una admiradora y seguidora de tus escritos/blog
El Señor te bendiga y colme de mucha sabidurìa.

Hola mi hermana Dios te bendiga en gran manera excelente como siempre, quéda siempre ese gusto de seguir leyendo más.

He aquí un tema álgido para muchas y es la relación con su respectiva suegra, huuuuum muchas encontrarán mejor quedarse calladas ante este ejemplo que queda allí marcado con cincel en el corazón de muchas, esa relacion en lo personal fue uno de mis retos personales al inicio de mi matrimonio y hoy nos amamos entrañablemente, ella es mi madre también y mi familia doy gracias por su vida y por permitirme disfrutarla junto a mi esposo y mis hijas. Gracias por resaltar este hecho que a muy pocas se les hace difícil reconocer pero que no es imposible, ama a tu suegra como a una madre.

Definitivamente esta en los propósitos de Dios el deber y fidelidad hacia sus suegras mis amadas hermanas. Así que salgan corriendo para queje sus Glorias quien las tengan todavía.
Maravilloso Francis, como siempre…

Interesante enfoque hacia el reconocimiento de las suegras como parte de nuestra vida,y no como un mero objeto que fungió solo para atraer a quien amamos. Algo de peso para este hecho, es el saber precisamente que vivió en los tiempos más oscuro de Israel: la época de los Jueces. Algo que destaco pues, aún cuando la nación se corrompía y decaía, Rut, Nohemi y Booz eran un buen ejemplo de que la corrupción del ser humano hacia vivir fiel a Dios está relacionada en un asunto individual y personal, más que el contexto colectivo. Ahora, el entorno influye pero no es determinante y Rut, su Suegra (esta aún más por haber vivido en Moab) y Booz son ejemplo de ello. Fascinante.

Excelente amada, por eso mi admiración por la fluidez con que manejas tu contenido de la palabra de Dios, admiro tu capacidad, no solo de enseñar, sino también la sabiduría conque nos haces llegar cada blog de manera sencilla, que nos permite captar con rapidez ( por ejemplo) en ésta historia, el mensaje que Dios nos ha querido dejar a través de su palabra. En esto logramos ver cuán importante y necesario es el amor, paran establecer una relación irrompible con quienes tenemos a nuestro alrededor, en una sola palabra, entender lo que el Señor demanda de nosotros, «amar a nuestro prójimo». Gracias Helenita, Dios continúe derramando sabiduría a tu intelecto, para que así seas fuente que emane conocimientos, para los que estamos escasos de ello. Amo tu blog, por ser único. Dtb

Hola mi bellísima y apreciada Elena, Dios te siga usando grandemente, para que muchos podamos disfrutar y gozar nos con estos temas que son de bendición ya que nos llena de conocimiento y enriquece nuestro Espíritu, gracias por ser ese instrumento para servir con amor y agrado. Te felicito y deseo que nuestro Señor Jesucristo te bendiga siempre y te guíe en todo momento. Un abrazo con mucho cariño. De tu Alumna.

El libro de Rut es como esas bellas películas que uno nunca quiere que se acabe y no nos cansamos de ver repetitivamente por la lección hermosa que nos deja desde el principio hasta el  fin. Es una fuente inagotable de enseñanzas., sobre todo al conocer las consecuencias finales que nos marca eternamente.
Comenzando con su personaje principal Rut, quien por las circunstancias tan duras que le tocó vivir, tuvo frente a ella dos caminos a seguir, uno le ofrecía una aparente estabilidad en muchos sentidos y el otro ofrecía dolor, duro trabajo, entre otras cosas, y ella toma el que la mayoría de nosotros no hubiese elegido,  motivada por el amor hacia una suegra quien le ofrecía amarguras y desolación. Partiendo que son pocas las personas que eligen vivir con alguien que a la larga sabe que tiene que lidiar con ella hasta el final  (cuantas veces no escuchamos pastores hablar de las suegras en forma burlona, como de chiste y que a la larga dejan ver en su humor el estorbo que ella representa en su vida).
Ésta suegra Noemí, otro personaje central en la obra, muestra ser una persona que sabía cual era sus limitaciones, clara en saber de cuáles eran sus circunstancias y de lo que le esperaba. Quien probablemente en el tiempo en que vivieron los hijos y el esposo supo vivir de una manera justa y noble como para cosechar el amor tan grande de una nuera; muestra de ello vemos parte de su carácter en la manera como se conducía y guiaba a Rut a dar pasos certeros hacia una estabilidad con su sobrino Booz, el cual supo valorar las verdaderas cualidades de una mujer, teniendo la posibilidad de elegir otra esposa con mejor estatus social entre las mujeres que lo rodeaban.
Pero lo más grande de todo y lo más hermoso de todo es que conocemos el gran director y a la vez escritor quien supo ensamblar todos los papeles de los personajes para su propósito  y lo que en realidad le iba dar sentido a toda su obra y al final poder traer a la luz al Rey de reyes y Señor de señores Jesucristo a traves del linaje de David.

Francis estoy muy agradecida del Señor por tu vida, por darme el privilegio de conocer tu trabajo tan inspirador el cual preparas magistralmente. Te felicito.

Lectura muy refrescante y agradable Francis y lo más agradable e importante es el sustento bíblico que tiene. La lectura la veo como una manera de aprender y conocer de la palabra de Dios para los que estamos empezando en los caminos del Sr. Sigue asi.
Saludos desde Perú.
Bendiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.